¿Te podemos ayudar en algo?

Boton Llamada

Terapia ocupacional: en qué casos aplicarla

Si tuviéramos que explicar con una sola frase en qué consiste la terapia ocupacional, sin duda, diríamos que se trata de transformar vidas.

A menudo, la terapia ocupacional, se ha descrito como la disciplina que ayuda a personas con lesiones a recobrar su movilidad y habilidades físicas, pero, en realidad, es mucho más que eso, ya que tiene una parte muy extensa de psicología, imprescindible para que la terapia sea completa. Así, la terapia ocupacional es un área que engloba ciencia, creatividad y empatía para ayudar a las personas a participar en las actividades que más les importan.

Un poco de historia ¿Cuándo surge el concepto de terapia ocupacional?

La historia de la terapia ocupacional se remonta a principios del siglo XX, cuando profesionales de la salud comenzaron a ver el valor terapéutico de las actividades cotidianas. En 1917, se fundó la Sociedad Nacional para la Promoción de la Terapia Ocupacional en los Estados Unidos, marcando el inicio formal de esta profesión. Desde entonces, la TO ha evolucionado significativamente, integrando conocimientos de la neurociencia, la psicología y la ergonomía para ofrecer tratamientos holísticos y personalizados.

¿Qué aspectos trabaja el especialista en terapia ocupacional?

Desde mejorar la movilidad hasta facilitar la participación en tareas cotidianas, los terapeutas ocupacionales son expertos de la rehabilitación para todos los aspectos de la vida.

Evaluación de habilidades y necesidades

  • Evaluar las capacidades físicas, cognitivas, sensoriales y emocionales del paciente.
  • Identificar dificultades a la hora de realizar actividades diarias.

Planificación de intervenciones

  • Diseñar planes de intervención personalizados basados en las necesidades y objetivos del paciente.
  • Establecer metas a corto y largo plazo en colaboración con el paciente y su familia.

Rehabilitación física

  • Mejorar la fuerza, la coordinación, la movilidad y la destreza manual.
  • Utilizar ejercicios y actividades terapéuticas para restaurar la función física.

Habilidades cognitivas y perceptuales

  • Trabajar en la memoria, la atención, la resolución de problemas y la toma de decisiones.
  • Intervenir en problemas perceptuales y de procesamiento sensorial.

Adaptaciones y tecnología asistida

  • Recomendar y enseñar el uso de dispositivos de asistencia y tecnología adaptativa.
  • Modificar el entorno del paciente para facilitar su independencia (adaptación de hogares, lugares de trabajo, escuelas).

Actividades de la vida diaria (AVD)

  • Entrenar en la realización de actividades cotidianas como vestirse, bañarse, cocinar y desplazarse.
  • Fomentar la independencia en el autocuidado y las tareas domésticas.

Integración social y comunitaria

  • Facilitar la participación en actividades sociales, recreativas y comunitarias.
  • Desarrollar habilidades sociales y estrategias de comunicación.

Salud mental y emocional

  • Apoyar la gestión del estrés, la ansiedad y otros problemas de salud mental.
  • Promover la autoconfianza y la autoeficacia.

Educación y prevención

  • Educar a los pacientes y sus familias sobre la gestión de su condición y la prevención de complicaciones.
  • Desarrollar programas de promoción de la salud y prevención de lesiones.

Trabajo interdisciplinario

  • Colaborar con otros profesionales de la salud, como médicos, fisioterapeutas, logopedas y psicólogos.
  • Participar en equipos interdisciplinarios para proporcionar una atención integral.

Pediatría

  • Trabajar con niños para desarrollar habilidades motoras finas y gruesas.
  • Intervenir en problemas de desarrollo y aprendizaje.

Geriatría

  • Ayudar a los adultos mayores a mantener su independencia y calidad de vida.
  • Intervenir en problemas relacionados con el envejecimiento, como la artritis, la demencia y las caídas.

¿En qué casos será necesario aplicar terapia ocupacional a un paciente?

Uno de los aspectos clave para el éxito de la terapia, es saber cuándo aplicarla y empezar a trabajarla desde el inicio de los síntomas de forma constante.

La terapia ocupacional es necesaria en casos donde las personas se enfrentan a dificultades para realizar actividades diarias debido a condiciones físicas, cognitivas o emocionales. Esto incluye rehabilitación tras accidentes o cirugías, manejo de enfermedades crónicas como la artritis o el Parkinson, apoyo en trastornos del desarrollo en niños y asistencia a mayores con problemas de movilidad o demencia. También es crucial en la recuperación de funciones tras accidentes cerebrovasculares y en el tratamiento de problemas de salud mental.

En Vitaliti contamos con un grupo de expertos que terapia ocupacional que cada día ayuda a sus pacientes a alcanzar la máxima independencia y calidad de vida. ¿Te interesa? ¡Contacta con nosotros y te asesoraremos!

Deja un comentario